ES MOMENTO DE ACTUAR

PREVENCIÓN DE LA RETINOPATÍA DEL PREMATURO



La ceguera como secuela de la prematurez es una de las consecuencias mas serias y devastadoras. Esta patología que es prevenible en gran parte de los niños, se ha presentado en nuestro país con una elevada frecuencia considerándolo una epidemia que requiere nuestra acción inmediata



Lic. Ana Quiroga

Licenciada en Enfermería

Grupo de Trabajo Colaborativo Multicéntrico

“Prevención de la Ceguera en la Infancia por Retinopatía del Prematuro"

Ministerio de Salud de la Nación – Republica Argentina





Sub-Comisión ROP

Región Sanitaria VI
Integrantes:
Lic. Roberto Burgos (Responsable Regional de Enfermería RSVI)
Enf. Mirian Gauna (Hospital Zonal General Agudos Descentralizado Evita Pueblo de berazategui)
Lic. Liliana Prada (Hospital Zonal General de Agudos "Dr. Arturo Oñativia")
Lic. Pamela Cabrera (Hospital Presidente Perón de Avellaneda)

jueves, 13 de mayo de 2010

ES MOMENTO DE ACTUAR


ES MOMENTO DE ACTUAR
PREVENCIÓN DE LA RETINOPATÍA DEL PREMATURO

La ceguera como secuela de la prematurez es una de las consecuencias mas serias y devastadoras. Esta patología que es prevenible en gran parte de los niños, se ha presentado en nuestro país con una elevada frecuencia considerándolo una epidemia que requiere nuestra acción inmediata. Tomar conocimiento de esto terrible que nos esta pasando respecto de la Retinopatía del Prematuro (ROP) , hace que quienes estamos relacionados con la atención de estos pacientes hagamos todo lo que esta a nuestro alcance para mejorarlo.Podemos decir según datos aportados tanto por la Dra Teresa Sepúlveda (Htal Fernández) y la Dra. Patricia Vicentin que, 6 de cada diez de los discapacitados visuales en nuestro país, son bebes que han recibido oxigeno al nacimiento. Sabemos que a menor edad gestacional mayor es el riesgo, pero en la Argentina se están quedando ciegos bebes de mas de dos kilogramos de peso al nacer, los llamados casos inusuales, cuyo único problema es haber sido tratados con oxigeno sin controlar.“En gran medida la ROP severa que amenaza la visión puede evitarse con cuidados neonatales apropiados y meticulosos (prevención primaria). La incidencia de ceguera en cambio se logra disminuir con programas de pesquisa que permiten identificar y tratar oportunamente a los niños que desarrollan formas graves de la enfermedad (prevención secundaria) . Los pacientes afectados que curan con secuelas de severidad deben acceder a programas de habilitación que faciliten su inserción social ( prevención terciaria)” (Dra Alicia Benitez, Dra P.Visintin Cap. 1 ¿Qué es la Retinopatía del Prematuro? Prevencion de la Ceguera de la Infancia por Retinopatía del Prematuro – Ministerio de Salud de la Nacion pag 12-25) Si recordamos que los cuidados de enfermería neonatal son de protección, generativos y de crianza, focalizándose en las necesidades del neonato y las personas involucradas mas que en sistemas biológicos” y que “ Los cuidados de enfermería de protección incluyen la identificación precoz y evaluación de los factores de riesgo” (Carole Kenner., 1993) es que más que nunca debemos ejercer nuestra profesión cuidando este aspecto con relación a la ROPEs por eso que debemos hacernos cargo todos, oftalmólogos neonatólogos enfermeras/os neonatales para evitar que esto pase y aunque muchos de los que lean este articulo sean profesionales que realizan practicas seguras en este aspecto , es nuestra obligación poder transmitir esto a cuanta persona tenga la oportunidad de difundir que es esta patología, como se diagnostica, se trata y que la utilización incorrecta del oxigeno produce ceguera, con lo que esto implica para el ser humano que lo padece. Detallaremos a continuación las características de la enfermedad y las practicas más seguras respecto de su prevención.
La ROP es una enfermedad ocular originada en una alteración en la vasculogénesis de la retina que puede producir un desarrollo anormal de la misma, llevando a la perdida parcial o total de la visión. La retina es avascular hasta la semana 16 de gestación, madurando en la ora serrata nasal en la semana 36 y la temporal termina de vascularizarse en la semana 42 a 45 post-concepcionalLa vasculogenesis retiniana se desarrolla en condiciones de hipoxia relativa (PaO2 fetal baja) y seria uno de los estímulos para el crecimiento de los vasos.La exposición temprana de los vasos inmaduros de la retina del prematuro a altas concentraciones de oxigeno causa vasoconstricción y vasoobliteracion.(desarrollo anormal que afecta la visión)La retina del prematuro esta vascularizada en forma incompleta y en general será tanto más inmadura cuanto menor sea la EG y el pesoEsta enfermedad tiene 5 estadios siendo este ultimo el mas grave con desprendimiento total de retinaEs una enfermedad bilateral de evolución asimétrica. A mayor zona avascular mayor posibilidad de progresión de la enfermedad a estadios mas avanzados.
El momento oportuno para llevar a cabo el primer control oftalmológico se estipulo a la 4ta semana de vida post-natal y no mas allá de la 32da semana post-concepcional y se debe realizar en todos los prematuros con las siguientes características: (recomendaciones de la SAP)
a.- Todos los RNPt <32 sem EG y/o < 1500 gr PNb.-Todos los RNPt mayores a 1500 gr PN y/o 32 sem EG que hayan recibido oxigeno por un lapso mayor a 72 hs o presenten algunos de los siguientes factores de riesgo.
ARM
Transfusión con hemoglobina adulta
Hiperoxia-hipoxia
Shock/hipoperfusion
Apneas
Maniobras de reanimación
Acidosis
Sepsis
Procedimientos quirúrgicos

ROL DE ENFERMERIA EN LA PREVENCIÓN
Hasta el momento varias han sido las medidas que se han adoptado para prevenir principalmente el desarrollo de los grados severos de ROPEn primer lugar y de efectividad comprobada es el monitoreo de gases en sangre para evitar la hiperoxia y las variaciones de hipoxia hiperoxia.
Es por eso que nuestra objetivo es:
Prevenir esta enfermedad utilizando correctamente el oxigeno, sabiendo que el oxigeno es una droga que puede ser peligrosa y por lo tanto de ser administrada monitorizando correctamente los niveles de O2 en el bebe.Los principios básicos son:Nunca administrar oxigeno a un paciente que no lo necesitaSaber cuanto necesita de O2 por saturación y PaO2Valorar SIEMPRE al paciente ante cualquier requerimiento de aumento o disminución del oxigeno¿Cómo se administra el oxigeno?En el paciente que no tiene asistencia respiratoria (CPAP, ARM) el oxigeno debe ser siempre administrado por halo, ya que así se puede conocer exactamente la FiO2 que se administra. Se desaconseja el uso de oxigeno libre en la incubadora, o arrimar flujo libre por tiempos largos ya que estos brindan una concentración muy variable.Además de calentado y humidificado, debe ser mezclado y siempre MONITORIZADOLa monitorización del oxigeno nos permite saber la cantidad de oxigeno que pasa a través de los pulmones al torrente sanguíneo (PaO2, SaO2, TcO2), y regular la concentración de oxigeno administrada al bebe.El método mas utilizado para la monitorización de oxigeno es el oximetro de pulso que permite saber la cantidad de oxigeno que esta unido a la hemoglobina (correlacionar con PaO2) y sus alarmas deben estar ajustadas según EG y días de vida.

Protocolo para el manejo del oxigeno:
El objetivo principal de tener un protocolo es minimizar la repetición de episodios de hipoxia/hiperoxia como consecuencia de grandes ajustes en el oxigeno hechos en respuestas a lecturas transitorias o por artefactos de los monitores de oxigeno evitando episodios indeseados de altas dosis de oxigeno.
Para esto se debe:Mantener parámetros de oxigeno aceptablesOximetro con alarmasValorar siempre primero al paciente al responder a una alarmaObservar y valorar e luego de incrementar las dosis de oxigenoRegular el oxigeno en sala de partos y durante el traslado del paciente (monitorizar y poder mezclar en ambos casos)Valoración continua de la oxigenación del pacienteRecomendar monitores de saturación con tecnología masimo (buena lectura con movimiento del paciente)En caso de ventilar con bolsa hacerlo con la misma FiO2 que recibida en ARM Destetar gradualmente del oxigeno
Dificultades más comunes en la administración del oxigeno
No contar con el equipamiento suficiente (en este caso seleccionar estrictamente los paciente de mayor riesgo).No colocarle las alarmas o eliminar la alarma superiorModificar la FiO2 en respuesta a cambios en el equipamientoNo observar cuidadosamente al paciente luego de modificaciones en la FiO2Disminuir o aumentar bruscamente la FiO2 mas de 2 al 5%No registrar todos los cambios en los requerimientos del paciente o las oscilaciones del oxigeno.
Creo que con estos datos y con el lugar de privilegio que ocupamos al lado de los pacientes es que nuestro compromiso en el trabajo de la prevención de la retinopatía es un mandato ético y moral.Se espera de nosotros que conozcamos con profundidad la necesidad de prevención y toxicidad del oxigeno, conocer los equipos, saber cuales son los valores de PaO2 y saturación esperados.Es imprescindible que los servicios trabajen con una normativa respecto de los limites de saturación que se deben programar en los equipos, y por sobre todas las cosas ser EXPERTOS EN VALORAR CLÍNICAMENTE A TODOS LOS RECIEN NACIDOS.
Bibliografía
1. American Academy of Pediatrics. Reanimación Neonatal. 2006. 8:1–8:17.
2. CEFEN. Subcomisiones de Recomendaciones. Recomendaciones para el Control de la Saturación de Oxígeno Optima en prematuros.Arch.argent.pediatr 2004; 102(4) / 308-11
3. Goldsmith J, Karotkin E. Ventilación Asistida Neonatal. Bogotá, Guadalupe. 2005.
4. Grupo de Trabajo Colaborativo Multicéntrico. Retinopatía del Prematuro en Servicios de Neonatología de Argentina. Arch argent pediatr. 2006; 104(1):69-74.
5. Lee Frank. Development of Lung Defenses Against Free Radical Injury. En: Nestlé Nutrition Workshop Series Paediatric Programme. VOL 43.Nutrition of the very low birthweight infant. Philadelphia: Lippincott Williams & Wilkins, 1999:107-120.
6. Mac Donald-Ramasethu. Atlas de Procedimientos en Neonatología. Buenos Aires: Médica Panamericana,2004.
7. Quiroga A. Rol de Enfermería en la Prevención de la Retinopatía del Prematuro. Temas de Enfermería Neonatal. 2003; 3 (1):14-15.
8. Sola A, Chow L. Retinopatía de la prematuridad y oxigenoterapia: una relación cambiante. An Pediatr.(Barc)2005; 62(1):48-63.
9. Soria RM. Administración de oxígeno: halo y cánula nasal. Enfermería Neonatal 2007; 1 (2):21-25

Ana Quiroga
Licenciada en Enfermería
Grupo de Trabajo Colaborativo Multicéntrico
“Prevención de la Ceguera en la Infancia por Retinopatía del Prematuro"
Ministerio de Salud de la Nación – Republica Argentina

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada